En nuestra área de propiedad intelectual contamos con abogados con experiencia pública y privada, además de asesorar a gobiernos y organismos internacionales.

La propiedad intelectual es mucho más que el registro de una marca o una patente. Ella acompaña a las empresas desde la concepción de una idea hasta su comercialización. Por eso, bien gestionada, la propiedad intelectual puede ser una herramienta clave para cambiar la cultura de la empresa hacia una cultura de innovación.

Así, el desarrollo de una estrategia de propiedad intelectual que incluya marcas, patentes y derechos de autor es esencial a la hora de extraer valor de la innovación y creatividad que toda empresa genera día a día. Ayudamos así a empresas a identificar, capturar, valorizar, gestionar y explotar sus intangibles, agregando valor, controlando riesgos y creando nuevas fuentes de ingresos con su propiedad intelectual.