2 de abril de 2020

Ley de Teletrabajo

Por medio de esta ley, se formaliza en el Código del Trabajo la modalidad de trabajo a distancia, definida como una prestación de servicios por el trabajador, total o parcial, desde su domicilio u otro lugar distinto de los establecimientos, instalaciones o faenas de la empresa; y el teletrabajo como una forma de trabajo a distancia por medios tecnológicos, informáticos o de telecomunicaciones, o si tales servicios deben reportarse mediante estos medios.

Con fecha 26 de marzo de 2020, se publicó en el Diario Oficial la ley 21.220 que modificó el Código del Trabajo en materia de trabajo a distancia.

La nueva regulación la permite a las partes de la relación laboral regular al inicio o durante la misma, por escrito, pactar esta modalidad de trabajo. Ese acuerdo puede luego revocarse unilateralmente en cualquier momento, excepto si se pactó al inicio de la relación laboral, en cuyo caso debe ser consensual. El aviso de revocación de la modalidad de trabajo se otorga con 30 días de anticipación.

El acuerdo deberá ser registrado electrónicamente en la Dirección del Trabajo por el empleador, dentro del plazo de 15 días. Y la Dirección del Trabajo remitirá copia del registro a la Superintendencia de Seguridad Social y al organismo administrador del seguro de la ley N° 16.744 al que se encuentre adherido el empleador.

En la práctica, implica permitir que el trabajador puesta prestar servicios desde otro lugar, como por ejemplo su domicilio; y puede abarcar todo o parte de la jornada laboral, pues la modificación no afecta los límites máximos de la jornada diaria y semanal, aunque da flexibilidad al trabajador para distribuir libremente su jornada en los horarios que le convengan. En el caso del teletrabajo, se puede excluir al trabajador del tope de jornada del inc. 4° del art. 22 del Código del Trabajo.

Es de cargo del empleador proveer los mecanismos de registro de asistencia remota, y equipos, herramientas y materiales para el trabajo a distancia o para el teletrabajo, incluidos elementos de protección personal. Y debe asumir los costos de operación, funcionamiento, mantenimiento y reparación de dichos elementos.

También es de cargo del empleador, antes del inicio de las labores a distancia o teletrabajo, capacitar al trabajador acerca de las principales medidas de seguridad y salud que debe tener presente para desempeñar dichas funciones, pudiendo efectuar tal capacitación el organismo administrador del seguro de la ley N° 16.744. Dichas condiciones mínimas serán establecidas en un Reglamento que dictará el Ministerio del Trabajo.

A los trabajadores que opten por trabajo a distancia y distribuyan libremente su horario, o teletrabajadores excluidos de limitación de jornada de trabajo, se les reconoce un “derecho a desconexión” de al menos 12 horas continuas en un período de 24 horas. Estos trabajadores también mantienen todos los derechos individuales y colectivos que la legislación laboral le reconoce, en la medida que no sean incompatibles con esta modalidad de trabajo, pudiendo sindicalizarse y negociar colectivamente.

La Ley entrará en vigencia este miércoles 1° de abril.